Get Adobe Flash player

Main Menu

Aprender a Vivir

(1) Aprender a Vivir

 

CONCIENCIA HUMANA.

AV1

"Llega a ser lo que en el fondo eres".

UN VIAJE POR LA CONSCIENCIA HUMANA

En esta época de cambios acelerados, conflictos desafíos y crisis de todo tipo, es sensato parar un momento y recordar que el éxito en la vida no se logra luchando contra la corriente sino fluyendo con esta. Si existen amenazas a nivel económico, social, ambiental, físico, afectivo, etc., que quieren romper tu armonía, es oportuno mirar más allá del deseo y la intención de defenderte para ver los enormes recursos con que cuentas y dedicarte a explotarlos y disfrutar de la victoria fácilmente.

Todos tenemos un genio dormido en nuestro interior, desconocido y sin control; cuando logremos despertarlo veremos que las dificultades son solo una ilusión y aparecerán en su lugar oportunidades invaluables para crecer y aprender a disfrutar del juego de la vida.

Estés textos, basados en los conceptos, técnicas y métodos propios de la ciencia médica y sociológica de la Sofrología y del cinco veces milenario *Raja Yoga de oriente que enseña la ingeniería de la elevación espiritual, te enseñará a reconocer ese genio dormido, a despertarlo y aprovecharlo con confianza y maestría.

A través de múltiples elementos didácticos como las dinámicas, cuentos, ejercicios mentales y físicos, relajaciones y meditaciones con intencionalidades pedagógicas, profilácticas y terapéuticas, toma de consciencia y reflexiones importantes que fundamentan con razón la moral que se pretende rescatar, aprenderás a autoadministrarte y a vivir plenamente al mismo tiempo que te capacitará para enseñar a otros el arte de la transformación positiva.

Este no es un texto para leer en un fin de semana o en unas vacaciones y luego archivarlo. Léelo una vez para que te formes una idea general, luego vuélvelo a leer cuantas veces quieras, con calma, lección por lección, analízalas, relaciona los diferentes temas, reflexiona sobre cómo aplicarlos a tu vida, y además, aprende los temas y ejercicios como si fueras a transmitirlos a otras personas y, por todos los medios, hazlo.

Los métodos y técnicas aquí consignadas son las mejores conocidas hasta ahora para facilitar esa aventura por la consciencia que te conducirá a la conquista de una nueva forma de existencia luminosa, serena y feliz. Son la respuesta a la eterna pregunta, "¿Cómo?", cuando se trata de hacer cambios efectivos en la vida. Deben practicarse como una disciplina de la vida, fieles a la ley de la repetición. Es superfluo ser demasiado racional al practicar los ejercicios, aprende y transfórmate por medio de la vivencia, la esencia a veces queda enterrada bajo una masa de datos.

Con autoconfianza y motivación suficiente, puedes despertar tu creatividad para adaptar la metodología y la teoría aquí expuesta a las diferentes necesidades: Niños, estudiantes, trabajadores materiales e intelectuales, deportistas, vida religiosa, profesionales, ancianos…

Soy optimista en que te convertirás en parte de la solución aportando una cuota significativa con tu transformación y ejemplo para hacer de este un mundo mejor.

Desde que los descubrimientos que hacemos del mundo están necesariamente influenciados por nuestro mundo interno, la ciencia no puede describir adecuadamente la realidad hasta que estudie la propia consciencia de los científicos. La ciencia describe nuestra realidad de acuerdo al nivel de nuestra consciencia. Sin considerar y entender ese primer factor, el de la consciencia, es permitido dudar de toda teoría que ésta genere. El ser tiene un papel participativo en el moldeamiento de la realidad y la ciencia no puede ser completa hasta que se reconozca y se entienda esta faceta de la consciencia.

Diferentes teorías y técnicas va a serte enseñadas para que te conozcas y te aceptes completamente, cosa esencial para ser feliz. Al conocerte podrás autoliderarte y conducirte hacia tu destino y en el camino ayudar a otros igualmente necesitados de una guía apropiada. Al fortalecer la autoconsciencia renacerá el entusiasmo por la vida y podrás liberarte de hábitos y reacciones malsanas que no hacen parte de tu verdadera naturaleza original pura y pacífica.

La felicidad está dentro de ti y no la encontrarás en ninguna otra parte. Por tal motivo debes experimentar conscientemente tu individualidad y aceptarte tal cual eres, aunque desees cambiar después. Eres un ser humano, una entidad completa en si misma: un espíritu, una mente y un cuerpo estrechamente relacionados los tres, y es preciso hallar un equilibrio perfecto entre esos tres elementos para ser feliz.

Eso sucederá, en primer lugar, cuando comprendas que tu eres el responsable de tu situación actual y futura y cuando tomes consciencia de tus valores elevados y de tu propio potencial que subyace latente en tu mente y en tu cuerpo, listo a ser rescatado para tu bienestar y para cooperar en la construcción de una existencia digna de ser vivida.

EL PRINCIPIO DE ACCIÓN POSITIVA

En un mundo polucionado por el negativo, sólo una actitud positiva y poderosa puede salvarnos de ser arrastrados por la corriente desenfrenada del materialismo ciego y la frenética y febril carrera contra el tiempo que está contribuyendo a producir gente moral y socialmente enferma, cuyo destino será la desintegración, no sólo a nivel psicobiológico, sino que, nuestra misma casa, la tierra, está seriamente amenazada por un holocausto nuclear. Esto puede suceder si no adoptamos medidas urgentes y certeras que contrarresten la fuerza negativa de la polución mental de la humanidad.

La acción positiva, cuya semilla es el pensamiento positivo, nos enseña a actuar en lugar de simplemente reaccionar; a agarrar firmemente nuestras vidas de nuevo, en lugar de ser arrastrados por otros o por las circunstancias. Nuestra mente es nuestra mejor amiga, si la alimentamos sólo con pensamientos positivos, pero se convierte en nuestra peor enemiga si le permitimos que a ella ingresen pensamientos negativos o inútiles.

Naturalmente que el pensamiento positivo, como tal, no es nada nuevo. Pero lo que si lo es, es mirar conscientemente todo el tiempo hacia la positividad. Como sabemos, muchas terapias se enfocan en todo lo errado de nuestras vidas: experiencias traumáticas y otras experiencias negativas. El peligro que yace en esto es que podemos quedar totalmente absortos en esos eventos negativos, los cuales entonces dominarán nuestras vidas completamente. 

"Trabajando en forma positiva sobre el pasado, se armoniza la personalidad, se desdramatizan los momentos difíciles. Se va la influencia negativa de los recuerdos. Trabajando en forma positiva sobre el futuro, se preparan los momentos venideros y se alejan de los pensamientos negativos. Por el contrario, impregnándose de lo negativo-lecturas, cines malsanos, búsqueda de informaciones dramáticas, pensamientos negros, charlas con gentes negativas...-, se determina la problemática futura y, ciertamente, dolorosa".

Thierry Loussouarn en "Transforme su vida por la Sofrología".

Los pensamientos positivos son los únicos que nos permiten acumular fuerza interior y nos capacitan para ser constructivos. Los pensamientos positivos son los que siempre dan beneficio en todas las situaciones, sin atraparnos en la apariencia externa de una circunstancia. Pensar positivamente, significa ver los problemas y reconocer su realidad, pero al mismo tiempo ser capaces de encontrar soluciones a ese problema.

Nuestro cuerpo también experimenta gran beneficio, como será ampliamente explicado, ya que cuando nuestra mente está en equilibrio y armonía, somos menos sensibles a las diferentes enfermedades. Se somatiza el positivo. Una actitud positiva nunca permite la falta de esperanza o que la confusión entre en la mente y por eso nos ayuda a mantener nuestra dignidad y nuestro autorrespeto.

Sin embargo, no es suficiente con querer pensar positivamente; debemos primero revisar nuestras creencias y, sobre la base de una toma de consciencia apropiada de nuestros auténticos valores, darle una correcta dirección a aquéllas y en general, a los ocho componentes principales del Pensamiento Positivo, los cuales son:

1. Creencias positivas

2. Actitudes positivas

3. Valores positivos

4. Psicodinámicas positivas

5. Cultura positiva, normas o rutina diaria positiva

6. Memorias positivas

7. Juicio positivo

8. Método de relajación positivo

Estos ocho componentes traen como consecuencia una fácil respuesta:

RELAJACION.

 

 

Share

(2) Aprender a Vivir

Aprender a vivir (Video)

Aprender a Vivir

PV2

LEY DE LA REPETICION

Es la práctica la que hace al maestro. Frente a las inmensas posibilidades de la consciencia humana, cualquier tiempo dedicado a su entrenamiento es realmente poco, máxime cuando las metas que se han fijado son elevadas. Sabemos que usualmente sólo se explota un cuatro (4%) por ciento de las potencialidades del ser. Gracias al entrenamiento mental a través de los métodos aquí sugeridos como principal instrumento, podemos aumentar considerablemente este porcentaje en función de conquistar un objetivo básico: una vida colmada de paz, amor y felicidad duraderos. Esta ley dista mucho de ser una repetición monótona y sin consciencia de su sentido como la realizada a manera de "mantras" (palabras o frases supuestamente sagradas que entretienen temporalmente los procesos conscientes). En el entrenamiento de consciencia se trata de la repetición de procedimientos psicofísicos que activan las fuerzas auto curativas de la mente, el intelecto, el subconsciente y la memoria celular, al mismo tiempo que despierta la sabiduría intuitiva y moviliza los recursos internos ordenadamente de tal manera que emerjan los valores esenciales y nuevos hábitos positivos se desarrollen fácilmente.

Las adversidades vienen para robar lo que hay de bueno en el ser. Una disciplina existencial que posibilite fortalecerme cada día más, no solamente me mantendrá invulnerable frente a la negatividad que reina a mí alrededor, sino que me convertirá en una fuente de inspiración para los demás en el sentido de llevar una vida plena y feliz.

Sin embargo, en la aplicación de esta ley, muchas personas encuentran obstáculos. La pereza mental toma a su presa y le inmoviliza su capacidad de auto superación. Hacen presencia, entonces, los viejos hábitos de dar excusas, de aplicar la ley del menor esfuerzo de una manera deshonesta, de sentirse cómodo en el dulce sueño de la ignorancia, imitando al avestruz que esconde la cabeza en la arena con la pretensión de evadir al enemigo. Es más fácil tomarse un medicamento, entregarse a un masajista, recurrir a una sustancia psicoactiva o llorar sobre los hombros de un siquiatra que asumir el mando de la existencia, y valientemente reconocer la responsabilidad que se tiene frente a la salud y la felicidad.

La ley de la repetición nos exhorta a entrenarnos constantemente. Perseverancia se hace necesaria. Generalmente, después de veinte (20) repeticiones en la aplicación de las técnicas explicadas en este texto se rompe la resistencia del intelecto a aceptar el nuevo condicionamiento positivo.

Estas técnicas también se pueden aplicar a las diferentes especialidades deportivas con el fin de obtener resultados valiosos para el individuo deportista; ante todo, para que crezca en dignidad y que al final de su papel como deportista no se convierta en un desecho de la sociedad. Igualmente, han demostrado su gran valor a nivel empresarial en el desarrollo de la personalidad de los ejecutivos, los empleados, los trabajadores y sus respectivos familiares. Pero más significativo aun es el efecto que produce a nivel de la salud.

Es ideal buscar un sitio cómodo, silencioso y ojalá natural y con poca luz. Sin embargo, la meta es llegar a ser capaz de relajarnos y estar en paz en cualquier lugar, circunstancia y posición corporal. Es bueno que nuestras ropas se encuentren flojas y que no causen molestia por ningún motivo. También se sugiere realizar el entrenamiento después de ducharse.

Grabar las técnicas en casetes, adaptarlas según la necesidad y enriquecerlas con más detalles facilita su aplicación. También se encuentran muchas en el mercado ya grabadas y con música de fondo. Cursos que dan soporte al proceso también son dictados por expertos.

LOS NIÑOS: La garantía del futuro.

La atención que se le preste al niño en todo su proceso de desarrollo mental y físico, nunca es lo suficiente, ya que ellos son la garantía de la supervivencia de nuestra cultura. Es en ellos, a través del milagro de la vida y de capacidad de consciencia, a quienes se transmite y delega el patrimonio de la historia. Los niños que se entrenen por estos métodos y otros que hayan de venir, sentirán con mayor evidencia que en nuestra propia generación hay la necesidad de respetar una moral biológica y de ejercer la libertad dentro de los parámetros que impone la vivencia de los correctos valores. Sabrán que el futuro es voluntario y que al reforzar las estructuras vírgenes de la consciencia, podrán conquistar la auténtica libertad de la existencia.

Según los médicos, entrenados para combatir las enfermedades, es más fácil y aparentemente rentable, administrar un tranquilizante, ansiolítico o miorelajante, ante los cada vez más comunes estados de nerviosismo, ansiedad y tensión de tantos niños normales, que esforzarse en educar en edades tempranas las propias capacidades de autotranquilización, autocontrol emocional y autorelajación física, máxime si se tiene en cuenta que la gran receptividad del niño en razón de sus características neuropsíquicas, le predisponen a una gran capacidad de aprendizaje, a comprender mejor las situaciones vivenciales más que los conceptos verbalizados y a la necesidad, por su inmadurez, de recibir estímulos específicos con los que pueda desarrollar las capacidades antes mencionadas y otras muchas facilidades con este método, como las de autoconcepto, autoseguridad, autosociego, memorización, atención, concentración, integración del esquema corporal, ajuste de los procesos de socialización, etc., capacidades que progresivamente van madurando gracias a la toma de consciencia más imparcializada de la información proveniente de su mundo interior y exterior, de las que emanarán profundos sentimientos de uno mismo, permitiendo, al margen de las causas que originaron la perturbación o la inmadurez evolutiva que se padezca, favorecer un progresivo refuerzo de la personalidad; que no es otra cosa que la primera meta que se persigue.

Siendo la terapéutica una faceta muy importante, lo es mucho más sin duda la dimensión preventiva y educacional que se busca y consigue con el entrenamiento de consciencia. El reconocido científico español Miguel Guirao, dice lo siguiente refiriéndose a la educación de los niños: "El refuerzo del positivo (corporal y espiritual) es importante para su esquema corporal que es tanto como decir estructuración mental. Siempre tiene el hombre capacidad para incrementar su mente de valores pero la niñez es un período especialmente trascendente que justifica la razón de la aplicación de las técnicas de entrenamiento de la personalidad a los niños. Cuando el niño está construyendo su esquema corporal o mental, cuando todavía su cuerpo está lleno de vigor y su mente de confianza e ilusión, hay materia prima a flor de su corporalidad para hacerle sentir su cuerpo, conocerlo y hacerlo su amigo. Con el entrenamiento, su mente estimula sus neuronas que es como llenarlas de "estrellas" que van a iluminar su camino. Desde joven sabrá refugiarse en la armonía de su cuerpo y huir, a ratos, de la desarmonía exterior, o sabrá buscar desde él la paz de la naturaleza para identificarse con ella. Hay que robustecer su esquema corporal ayudándole, además, a continuar ese importante compromiso que no acaba ni con la ancianidad, etapa esta que también cubre la metodología de entrenamiento de consciencia adoptando técnicas de apoyo al anciano en los problemas propios de la edad".

ANCIANIDAD: Un Reflejo de Dignidad

El entrenamiento del anciano conduce a una toma de consciencia de la realidad de la existencia en su dimensión de dignidad, reconociendo sus valores y su eternidad. Envejecer, llegar a la "edad de oro", no significa ponerse enfermo. Para las personas que se encuentran en la tercera o cuarta edad, es importante seguir manteniendo una integración armónica a nivel psicofísico, lo que garantizará un cerebro más vivo y alerta, favoreciendo la vigencia de sus capacidades.

Se ha dicho, "los mayores son, sencillamente, niños con piel envejecida". Esta frase confirma la realidad de la eternidad del alma o núcleo de la personalidad; la cual no tiene edad, así como no tiene sexo. Sólo cuando el ser se identifica con su instrumento corporal, es que se impone restricciones, se limita. No obstante, la cara del viejo refleja la madurez de la consciencia, su dignidad y su trascendencia de una manera más explícita.

La grandeza de la consciencia es su eternidad. Las religiones tienen ese papel de iluminar el camino al encuentro supremo con la eternidad y con la divinidad, el Supremo responsable de la existencia. Es un deber de todos promover un cambio de actitud con respecto a esta etapa de la vida, la cual no es un descenso penoso hacia el final, sino el acercamiento a un nuevo comienzo.

Básicamente, las técnicas para el anciano están orientadas a evitar el prematuro deterioro mental y físico y el sufrimiento innecesario del viejo; para que éste pueda adaptarse de forma equilibrada a los cambios permanentes. Igualmente motiva su integración a la familia y a la sociedad como su derecho inalienable, gozando de la consideración suficiente para que mantenga su bienestar total.

El anciano fácilmente pierde su autoestima, sintiendo más fuerte la necesidad de afecto. En el anciano, también se presentan las enfermedades funcionales, las cuales, si son tratadas con medicamentos únicamente, acelerarán su proceso de deterioro. Recuerde: todo medicamento es un veneno en sí.

También se debe preparar al hombre para morir con el menor miedo posible. Hemos de aprender a vivir la muerte positivamente a cambio de morir durante nuestra vida. Pero, ¿por qué tan pocos medios investigan este asunto? La razón es que esto nunca se enseña en la facultad de medicina. Se aprende sobre el nacimiento, el cáncer y muchas otras enfermedades, pero nunca sobre cómo cuidar de alguien que está muriendo.

Es debido a la ignorancia respecto al proceso de la muerte que se padece ese temor y agonía dolorosa. Tenemos que enseñarle a todos unos métodos que les prepare de antemano para morir dignamente, especialmente al viejo y al moribundo.

La muerte debería ser una experiencia positiva y, quizás, el mejor momento de nuestra vida. Es importante morir dignamente, con pleno conocimiento y no atiborrado de drogas.

La muerte no debería ser una consecuencia de la enfermedad. Deberíamos nacer, ordinariamente, con buena salud y seguir sanos durante toda nuestra vida. 

Share

(3) Aprender a Vivir

La Mente Humana: Obtener Inteligencia

La inteligencia: una capacidad integradora de la mente humana

¿Cuál es tu inteligencia? ¡Elige una de las 8!

slide 4

LA INTELIGENCIA DE LA MENTE

Definiendo nuestros genes y reprogramando nuestras células; "Un cambio en el estado del alma produce un cambio en el estado del cuerpo."

Aristóteles sabía de qué estaba hablando, aunque sus palabras cayeron en terreno estéril en el siglo cuarto A .C. Ahora, más de 2.000 años después, su filosofía es el punto central de una muy importante nueva aproximación a la consciencia humana. Es una aproximación la cual da a la conexión mente/cuerpo una nueva perspectiva, demostrando nuestra capacidad para generar, desde la mente, cambios a nivel celular.

Por generaciones hemos sido dados a creer que nuestra salud está determinada por nuestros genes. El Biólogo celular Dr. Bruce Lipton piensa de otra manera. "El cáncer no puede ser un mal de familia" sostiene él, "porque no hay cáncer de gene. Las células se vuelven cancerosas solamente cuando la mente les ordena hacerlo así".

Por tradición, los defensores de la teoría de que la mente inteligentemente ordena la materia, han sido metafísicos; pero ahora, según Lipton, hay considerable evidencia científica para demostrar que la enfermedad no es congénita. En cambio, dice que si el individuo cambia sus creencias, tiene la habilidad para controlar su propio bienestar y para reprogramar sus células. "Nuestra consciencia reside en nuestra membrana celular", dice Lipton. "Aunque las células están programadas para responder de cierta forma, ya sea que estemos jóvenes o aún en el vientre, ellas pueden ser reprogramadas para actuar de una manera diferente". La propensión de una persona a una enfermedad en particular es, entonces, el resultado de una creencia o de un comportamiento heredado, más que de una predisposición genética. Por lo tanto, corrigiendo nuestro pensamiento se puede eliminar la causa raíz de las enfermedades que nos azotan.

Un cambio en la personalidad puede cambiar la fisiología del cuerpo, dice Lipton, haciendo eco a las palabras de Aristóteles. Desde que nuestra comunidad celular entera recibe instrucciones de la fuerza misma de la vida -tal como un radio recibe radiodifusiones - cualquier programación negativa producirá una respuesta negativa. De esta forma, fuertes creencias o emociones tales como el miedo, tienen el poder de generar enfermedades fatales como el SIDA y el cáncer.

Las células son sumisas esclavas y harán cualquier cosa que nosotros queramos - al grado de morir por nosotros. La mente utiliza los genes del cuerpo para dar forma a la imagen que mentalmente ha creado. De esta forma, los programas de comportamiento no son seleccionados por los genes; en cambio, programas genéticos particulares son generados en respuesta a señales ambientales externas.

Debes establecer un nuevo comportamiento y repetirlo suficientes veces para que las nuevas sinapsis neutralicen las existentes.

"En la superficie de las células hay receptores, a la manera de una antena de televisión," explica Lipton. "Si la antena es desligada, las células permanecen intactas pero se vuelven comatosas e inertes. Reinstalando la antena, o receptores, se reactiva la célula, demostrando que los estímulos externos son el factor crucial en su comportamiento."

La membrana celular es considerada como la interface física entre el Yo y el No-yo y, como consecuencia, es la que recibe la información de ambos. Lipton compara el cuerpo con un sistema de computadora, con las células actuando como chips programables. Nosotros nacemos sólo con una memoria instintiva - nuestra memoria instintiva - la cual es entonces provista de discos formateados los cuales nosotros moldeamos con nuestros pensamientos y comportamiento.

Pero, aunque los formatos son aprendidos y pueden por lo tanto ser desaprendidos, estos se enlazan a través de una red de sinapsis neurológicas las cuales hacen difícil el desenlazamiento.

"No es suficiente decidir que ya no queremos un pensamiento o un patrón de comportamiento en particular," dice Lipton. "Debemos establecer un nuevo comportamiento y repetirlo tantas veces sean necesarias para que las nuevas sinapsis neutralicen las existentes. Haciendo esto por 21 días mínimo, se crea una nueva red sináptica que conduce a la muerte del viejo sistema."

La curación a través de las drogas es el producto de la misma fundación de creencia, lo cual explica muchos de los éxitos logrados a través del uso de placebos. El mecanismo de la mente funciona sobre la materia debido a que el paciente cree firmemente en lo que está tomando. Su fe en el poder de la medicina neutraliza su propia creencia en la enfermedad y se mejora. Irónicamente, el éxito de los placebos demuestra que los individuos tienen el poder de sanarse ellos mismos.

"Una vez que nos damos cuenta que ya estamos infectados en el organismo por el arsenal de enfermedades virulentas," dice Lipton, "podemos comenzar a entender que es solamente cuando creamos un ambiente tan favorable para ellos, que estos pueden invadir nuestro sistema."

Los hongos, por ejemplo, existen en todos, sin embargo, solamente un pequeño porcentaje de la población sufre de hongos infecciosos. Dice Lipton que tú no puedes liberarte de los hongos, sin matar casi todas las otras formas de vida en tu cuerpo. Así, cuando alguien adquiere una infección de este tipo, se piensa inmediatamente que algo ha cambiado, ya sea el hongo o el individuo. Aunque el hongo esté siempre presente, la infección puede solamente presentarse debido a algún cambio del medio ambiente, el cual, a su vez, es la consecuencia de la actitud mental.

El sistema inmunológico del cuerpo es disparado por nuestras actitudes mentales, llegando a estar fortalecido o debilitado, dependiendo de los mensajes mentales que recibe. Por lo tanto, Lipton mantiene, el SIDA puede ser generado por la mente, y no necesariamente como un resultado por contraer el virus. Y ello puede, igualmente, dice él, ser curado con un pensamiento.

Sin embargo, el problema yace en la incapacidad de la mayoría de la gente para comprender el poder del pensamiento ya que, como una sociedad, somos parte de un sistema de creencias el cual crea dependencia de soportes externos.

"Tú puedes cambiar tu vida hoy o mañana, y puedes cambiar tu fisiología en un minuto," dice Lipton. Pero, eso requiere de la habilidad que tienes para manipularte a ti mismo y la inquebrantable creencia de que tú puedes manipularte a ti mismo. Esto también implica usar más nuestros receptores, la mayoría de los cuales están cerrados. No necesitamos crear nuevos receptores, solamente necesitamos comenzar a usarlos."

Aún la ciencia moderna tiene su valor, dice Lipton. Si una persona se enferma, esta puede necesitar medicamentos para matar la bacteria o virus hasta el momento en que la persona esté lista para entender el mensaje que hay detrás de sus síntomas. La enfermedad en tu cuerpo te dice que tu mente no está en armonía con la naturaleza y que algún aspecto de tu actitud mental necesita cambiar.

La Penicilina no creará esta armonía, pero puede ayudar a combatir la enfermedad hasta que puedas restablecer la armonía tu mismo. De esta forma, todo método curativo actúa como una muleta, amortiguando el tirón de la enfermedad hasta que alcancemos el punto de la auto sanación.

"Los sistemas de salud-enfermedad actúan como guía para nuestro estado mental," asegura Lipton, "mientras el cuerpo sirve para activar nuestra consciencia al trasladar las influencias del medio ambiente en sensaciones. Somos afortunados; a través de la sensación, no solamente tenemos un vasto potencial para el entendimiento, el cambio y el fortalecimiento personal, sino que podamos también disfrutar en el proceso."

Share

Google+

googleplus sm

Translate

ar bg ca zh-chs zh-cht cs da nl en et fi fr de el ht he hi hu id it ja ko lv lt no pl pt ro ru sk sl es sv th tr uk

Verse of the Day

Global Map